Ciudad de México— En la denuncia de hechos por los sobornos de Odebrecht, Emilio Lozoya Austin revela la participación del expresidente Felipe Calderón y de miembros de su administración en acuerdos irregulares con la empresa.

De acuerdo con la versión, el entonces Secretario de Energía, José Antonio Meade, y José Antonio González Anaya, como consejero de Pemex, intervinieron para otorgar condiciones extraordinarias en las ventas de etano que la paraestatal convino con Braskem para la planta de Etileno XXI.

«En el Gobierno de Calderón se celebró un contrato multimillonario con la empresa Braskem, en la cual era accionista Odebrecht. Como antecedente, señalo que Etileno XXI es una planta que fue la inversión más importante que hizo Braskem en México, y esa planta procesa el etano, convirtiéndolo en plásticos.

«El negocio que hicieron los brasileños es que Pemex le vendiera a Braskem el etano, ya que Pemex era el único proveedor, pero le hacían un descuento inexplicable de 25 por ciento sobre el precio del mercado, lo que hacía super desventajosa la posición de Pemex», describió Lozoya en su denuncia.

El exdirector de Pemex refirió que fue Luis Alberto de Meseses Weyll, representante de Odebrecht en México, quien le explicó la manera en que se otorgaron sobornos para gestionar la prórroga del contrato de Etileno XXI.

Además de que, una vez que estuvo al frente de la empresa, investigó y conoció la intervención en 2011 de José Antonio Meade, entonces Secretario de Hacienda, quien habría ocultado al Consejo de Pemex detalles de la firma del contrato de Braskem con Pemex para la planta Etileno XXI.

«Por esa operación, muchos panistas dentro del sexenio de Felipe Calderón Hinojosa recibieron fuertes sumas de dinero y con ello Braskem se posicionó tanto que incluso recuerdo que hicieron una parte de una sesión de su consejo de administración en Los Pinos con la presencia de Felipe Calderón Hinojosa.

«Al respecto, recuerdo que al haber revisado la forma de otorgamiento del contrato de Etileno XXI, me llamó la atención el acta 827 del Consejo de Pemex, presidido por José Antonio Meade Kuribreña, con la participación del consejero José Antonio González Anaya, quienes impulsaron evadir la discusión de los detalles de dicho contrato, y simplemente lo llevaron como información de que ‘ya se había suscrito’. Dicho consejo se llevó a cabo el 29 de abril de 2011.

«Es así como se discutió dicho contrato en el Consejo de Administración de Pemex, sin embargo las voces que representaban los intereses de la nación fueron avasalladas por instrucciones de Felipe Calderón Hinojosa e instrumentadas por José Antonio Meade, como Secretario de Energía, Ernesto Cordero y José Antonio González Anaya, a través de la Secretaría de Hacienda en los años 2011 y 2012.

«Posteriormente entre el 2012 a 2014 dichos funcionarios siguieron en contubernio con Luis Videgaray Caso para satisfacer pretensiones en la continuación de dicho contrato en perjucio de de todos los mexicanos», sostuvo Lozoya, en su denuncia.