México (Agencias).- La Unión Nacional de Trabajadores (UNT) decidió no firmar el acuerdo promovido por el presidente Enrique Peña Nieto porque mantiene el aumento a los energéticos y más bien se anuncia como una medida complementaria al alza en las gasolinas, gas y electricidad.

«En la reunión plenaria de UNT realizada hoy lunes se acordó no firmar el acuerdo para el Fortalecimiento Económico y la Protección de la Economía Familiar que propone el gobierno federal junto con el sector empresarial, productores del campo y una parte del sindicalismo mexicano», sostiene la central obrera.

La UNT, integrada por sindicatos de Telmex, UNAM, Aeroméxico, Volkswagen y jornaleros agrícolas, entre otros, consideró que lo que debería acontecer es la «derogación» de la reforma energética y con ella la liberación y aumento de las gasolinas.

Acusó que otro factor que influyó para no firmar el acuerdo y no asistir al encuentro convocado por el gobierno, «fue la manera como la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) manejó el consenso al documento, pues primero el gobierno tomó las medidas y después convocó».

«En base a lo anterior, la UNT acordó enviar a la STPS una carta donde se le diga que no se puede firmar un documento de esas características y que se acompañará con propuestas concretas de cómo solucionar el problema del gasolinazo», señaló la central.

Añadió que es necesario poner énfasis en cambiar la política energética e impulsar nuevas refinerías y reposicionar a las actuales, para reducir la dependencia de Estados Unidos.

La UNT acordó realizar una marcha el 31 de enero próximo, y emitir un pronunciamiento único del sindicalismo mexicano «para hacer una movilización unitaria y contundente».