Ciudad de México.- El Gobierno de México recibirá a los migrantes que, al cruzar la frontera con Estados Unidos, sean devueltos inmediatamente por la Administración de Donald Trump como medida contra la propagación del Covid-19.

En conferencia de prensa matutina, el Secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, aseguró que de mil 250 personas que cruzan diariamente la frontera, la mayoría, alrededor de mil 100, son mexicanos y el resto centroamericanos.

«Si toman esa decisión con respecto a los migrantes, principalmente mexicanos, lo que va a suceder es que cuando los detecten en la frontera nos lo van a regresar ese mismo día. Antes eso tomaba varios días, ahora lo que harían es hacerlo de inmediato, o sea no los admitirían», expuso.

«A la mayoría, de mil mexicanos, México no los puede rechazar, sería absurdo», añadió.

Ebrard recordó que hasta ahora la política de México con los migrantes centroamericanos ha sido dejarlos permanecer en México mientras están en su proceso de solicitud de asilo en Estados Unidos, y que seguirá siendo así.

«En esencia mantendríamos la misma política. A los centroamericanos les daremos la posibilidad de esperar aquí», manifestó.

El Canciller aseveró que México no aceptará personas que ya estén en el territorio de Estados Unidos o que sean de otro país que no sea México, Guatemala, El Salvador y Honduras.

«Si nos regresan personas que no son ni mexicanos ni centroamericanos México no los va a aceptar, que Estados Unidos se haga cargo de eso», dijo.

«No aceptaríamos que personas que ya estén en el territorio de Estados Unidos nos los regresen de repente, estoy hablando de las personas que llegan cada día», agregó.