Ciudad de México.- El Diario Oficial de la Federación (DOF) publicó este lunes el decreto por el que se aprueba el Programa Sectorial de Salud 2020-2024 a cargo de la Secretaría de Salud (SSa), con el que se busca que todos los mexicanos, independientemente de su condición laboral o socioeconómica, tengan acceso a los servicios integrales de salud en todas sus vertientes: promoción, prevención, detección, tratamiento, rehabilitación y educación para la salud.

Dicho programa es derivado del Plan Nacional de Desarrollo (PND) que establece las estrategias y acciones a los que deberán apegarse las diferentes instituciones de la Administración Pública Federal para materializar el derecho a la protección de la salud.

El documento refiere que la elaboración del programa parte de la necesidad de disponer un sistema único, público, gratuito y equitativo de salud que garantice el acceso a toda la población a los servicios de salud de calidad.

El Gobierno federal realizará las acciones necesarias para garantizar que hacia el 2024 todas y todos los habitantes de México puedan recibir atención médica y hospitalaria gratuita, incluidos el suministro de medicamentos y materiales de curación y los exámenes clínicos, indica el programa.

El documento establece que considerando el fracaso del Seguro Popular y el mal funcionamiento de los servicios, sobre todo de los servicios estatales de salud, con la reforma a la Ley General de Salud del 29 de noviembre de 2019, se sustituyó por la Política de Servicios de Salud y Medicamentos Gratuitos (PSSyMG)

El primero está destinado a garantizar los servicios públicos de salud para aquellos que no cuenten con seguridad social y el suministro de medicamentos incluidos en el Compendio Nacional de Insumos para la Salud.

El primer objetivo se logrará mediante la creación del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), el cual brindará servicio a nivel nacional para las personas no afiliadas al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (Issste).

El segundo pretende incrementar la eficiencia, efectividad y calidad en los procesos del Sistema Nacional de Salud (SNS) para corresponder a una atención integral de salud pública y asistencia social. Para lograrlo, se estima fortalecer y reorganizar el primer nivel de atención médica en todo el país y en todas las instituciones del SNS, como las unidades móviles y los centros de salud ampliados.

Se fomentará el uso racional de medicamentos y deberá combatirse la mala prescripción y la cultura equivocada de los profesionales y del usuario de que la consulta siempre debe terminar en una receta, indica.

El tercer objetivo está destinado en aumentar la capacidad humana y de infraestructura en las instituciones que conforman el SNS, sobre todo en las regiones con alta marginación. En tanto, el cuarto busca garantizar la eficacia de estrategias, programas y acciones de salud pública, a partir de información oportuna y confiable que facilite la promoción y prevención de salud.

Respecto al control epidemiológico tomando en cuenta la diversidad de la población, el ciclo de vida y la pertinencia cultural. En ese sentido, se requiere una reorganización de áreas para la conformación de un Centro Nacional de Emergencias en Salud, el cual tenga actividad de monitoreo, alertamiento, preparación, respuesta y recuperación de las urgencias y emergencias en el campo de salud.

Por último, está pensado en mejorar la protección de la salud bajo un enfoque que priorice la prevención de los riesgos de salud y el oportuno tratamiento y control de enfermedades, primordialmente las que representan el mayor impacto en la mortalidad de la población.

Es decir, iniciativas orientadas a contrarrestar enfermedades principalmente a mujeres, niñas, niños y adolescentes.

“México se encuentra ante un grave problema de salud pública, la obesidad y las enfermedades no transmisibles relacionadas son ya una pandemia que afecta tanto a la salud individual y poblacional afectando directamente la productividad, economía y bienestar del país”, refiere el documento.

Dicho decreto entrará en vigor el día de mañana, será la Secretaría de la Función Pública (SFP) que vigilará el cumplimiento de las obligaciones derivadas de las disposiciones contenidas en el programa.