En el evento para inaugurar Acciones de Mejoramiento Urbano en Nuevo Laredo, Tamaulipas, hubo 20 o 30 camiones que llevaron a la gente para que protestara, expresó el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien al mismo tiempo agradeció que el pueblo lo respeta y le cuesta trabajo insultarlo.

En conferencia matutina, afirmó que no eran protestas de los integrantes del Frente Nacional anti-AMLO (Frena) como lo manejó el periódico Reforma.

“Muy poquitos, eran de otro tipo. Cuando dice ‘protestas de Frena’, no, eso lo manejó el Reforma y luego todos los demás porque se hace coro, pero todo esto ayuda a que se sepa lo que está realmente sucediendo”, apuntó.

Sobre el cerco de seguridad, el cual se rompió a su llegada al municipio tamaulipeco, comentó que no considera reforzarlo, porque la gente es buena.

“Son muy pocos los malos de malolandia, la gente es muy buena. Les estoy diciendo, los pueden llevar, hay que ir a protestar o a aplaudirle al gobernador, pero bueno, van, le aplauden al gobernador y a mí me respetan. Hay algunos que gritan y gritan, que son los más apasionados, pero la gente no, porque la gente es buena. Esto yo lo tengo probado desde hace mucho tiempo, entonces no hace falta protección especial, el que lucha por la justicia no tiene nada que temer”, subrayó.

El primer mandatario refirió que su intervención en el acto fue muy breve porque había mucha gente protestando y que su gobierno no puede propiciar que haya este tipo de acciones por los contagios que podría haber de Covid-19.

“Lo único que dije es que a pesar de las diferencias que tenemos con el gobernador de Tamaulipas, que son públicas y notorias, de dominio público, nosotros vamos a seguir ayudando al pueblo de Tamaulipas, poniendo por encima de esas diferencias el interés general y tan tan, adiós”.

Sobre la posibilidad de que en la entidad surja una problemática similar a la de Chihuahua por el tema del reparto del agua, López Obrador indicó que su administración buscará la forma de atender las demandas del gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, quien planteó que los agricultores que dependen del Sistema de Riego 025, la parte baja del Río Bravo, solo recibieron 46% del líquido que les tocaba para sus cultivos del año pasado, y ahora están de nueva cuenta en riesgo porque no recibirán agua ni para medio riego.

Respecto al uso de este tema como parte de las elecciones del próximo año, consideró que aunque eso podría pasar, la gente ya no cae en esa maniobra.

“Ya cada vez es más reprobable el utilizar esos temas con propósitos políticos electorales, la gente se da cuenta”, aseveró.