Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria.- Las zonas comerciales de la capital de Tamaulipas, en especial el primer cuadro de la ciudad, registran una movilidad, pues prácticamente lucen “a reventar”, ya que los victorenses se olvidaron el confinamiento y la sana distancia.

Desde que pagaron los aguinaldos, hubo un repunte de presencia de compradores, por lo que se pueden ver familias completas en los centros comerciales y tráfico a vuelta de rueda en las calles.

Atrás quedaron los días en que los habitantes de la capital temieron contagiarse si salían de sus casas, parece simplemente que perdieron el miedo. Ahora ignoran las recomendaciones de la Secretaría de Salud y desestiman el repunte de casos de Covid-19.

Adicionalmente aumentaron todo tipo de festejos, reuniones familiares y posadas, en palapas, jardines salones.

José Luis Loperena González, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) en Ciudad Victoria, pidió a los victorenses hacer sus compras manteniendo la sana distancia y sin dejar de portar cubrebocas.

El líder del sector privado dijo que por el pago de aguinaldos y las fiestas “es un mes muy difícil para que la gente haga conciencia que tiene que quedarse en casa y respetar la sana distancia, y un revés para el comercio sería que otra vez se ordenara un cierre”,

Loperena González pidió a la Comisión Estatal para Protección contra Riesgo Sanitarios (Coepris) intensificar los operativos de vigilancia en las zonas comerciales capitalinas.

“La sociedad debe ser prudente y tener conciencia, porque están de por medio la salud, los negocios y los empleos”, apuntó.