CIUDAD VICTORIA.-Alrededor de dos mil 300 prestatarios del transporte público en la entidad se encuentran trabajando con la concesión vencida y sin cumplir con los trámites necesarios para su renovación, presumiblemente por prestar el servicio con unidades caducas o en malas condiciones.

El secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, Humberto René Salinas Treviño, tras dar a conocer que alrededor de dos mil 300 concesionarios del transporte público no han renovado sus concesiones, destacó que precisamente la Seduma se encuentra en el proceso de revisar la vigencia de las concesiones.

“Todas las concesiones que no han revalidado tenían que hacerlo quinquenalmente y los que no han revalidado son candidatos a una cancelación y estamos precisamente llevando a cabo el proceso, y viendo con cada uno de los concesionarios si se ponen al día o no”.

Salinas Treviño reveló que serían alrededor de dos mil 300 los concesionarios que podrían perder el derecho de prestar el servicio de transporte público.

El titular de la Seduma señaló que el plazo para renovar las concesiones de transporte público ya se encuentra vencido, pero como se tiene que presentar la unidad para revalidarla, muchos concesionarios no lo han hecho, precisamente porque sus vehículos no cumplen con los requerimientos de ley.

“La concesión tiene que revalidarse cada cinco años, para revalidar una concesión tienes que traer tu vehículo dentro del marco legal, es parte de lo indispensable, hay algunas personas que no han hecho su trámite porque no traen su vehículo dentro del marco legal”, refirió.

Por último, Salinas Treviño señaló que a aquellos concesionarios que no han llevado a cabo su trámite correspondiente se les estaría dando una prórroga  para que se pongan al corriente.

“Les vamos a dar la oportunidad de que si ahorita adquieren un vehículo nuevo les conservamos la concesión y si no les daremos un tiempo perentorio para que se cancele la concesión”.

ejb