Por: Enrique Jonguitud

A pesar de las restricciones presupuestales, los derechohabientes del ISSSTE tendrán un hospital nuevo en el sur del Estado, aseguró en entrevista el delegado del Instituto, Juan Guillermo Manzur Arzola.

Al hablar sobre lo que viene para el ISSSTE, dijo: “tendremos el inicio del hospital general regional en Tampico, pero eso será en 2018, a principios del 2018, vamos a quitar ese hospital viejo que ya tiene alrededor de cuarenta y tantos años”.

Manzur Arzola afirmó que la capacidad del nuevo hospital será suficiente, “vamos a empezar con alrededor de 160 camas y vamos a llegar a tener 200”.

Dijo que mientras tanto, se tiene programado terminar las remodelaciones que se están haciendo en el hospital de Tampico, y en las clínicas de Victoria, Matamoros y Reynosa.

“Y para el 2017 la segunda parte de la remodelación de esos mismos hospitales para que queden en buenas condiciones, y además la remodelación de la clínica de Laredo”, expuso.

El delegado federal dijo que de esta manera se evitaría el contraer deudas futuras con el Hospital Regional de Alta Especialidad, institución a la que se le adeudan 10 millones de pesos que podrían ser pagados antes de que termine el año.

“Estamos haciendo las gestiones como se acerca el fin de año y lo que quedó ahí afuera del presupuesto, estamos ahí haciendo unas gestiones para lograr una ampliación de ese presupuesto para ver cómo vamos a ir pagando esa deuda que tenemos”, declaró.

Manzur Arzola dijo que el ISSSTE en Tamaulipas atiende aproximadamente a 400 mil derechohabientes, “y por lo general estamos cumpliendo en todos los rubros bastante bien, tenemos problemas, pero a unas semanas de haber tomado la delegación la encuentro en buenas condiciones económicas, hay algunos hospitales que tienen un poco de problemas por su antigüedad pero se están remodelando”.