Taylor Swift invitó a un grupo de fans a su casa, para realizar un evento privado con chicos que la consideran su ídolo, haciéndolos enormemente felices con esta experiencia fuer de lo común.

El grupo de jóvenes fueron elegidos mediante un proceso de selección por el equipo de Swift, fueron avisados mediante una contraseña, y citados en un lugar, sin saber de qué se trataba realmente, y fueron conducidos a la casa de la cantante, donde fueron introducidos por el patio trasero, siendo despojados de sus celulares antes de entrar.

Los invitados comieron pizza, sushi, frutas, brownies, etc, y luego fueron llevados a la sala de estar, donde fueron recibidos por Swift, quien les ofreció galletas horneadas por ella.

Les mostró sus nuevas canciones de su próximo álbum y les habló de cada tema, y en qué se inspiró para escribirlo.

A los invitados se les tomaron algunas imágenes con la cantante, recibieron algunos obsequios y agradecieron la increíble sorpresa, regresando felices a sus casas.

Swift hizo algo similar el mes pasado, invitando algunos fans a su departamento de Nueva York, donde les ofreció pizza para cenar.

ejb