Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria.- El gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, dijo que apoyó la aprobación de la reforma energética en el 2013, para beneficiar la generación de energía en Tamaulipas, sin embargo la federación pone trabas a la entidad

En conferencia de prensa, dijo que “estamos muy molestos con la federación, pero vamos a sacar adelante a Tamaulipas a pesar del gobierno central”.

El mandatario estatal señaló que además, la Asociación de Gobernadores de Acción Nacional seguirá reclamando la apertura energética y el rediseño del pacto fiscal.

“No es por capricho, es porque sabemos que si no lo hacemos desde los Estados va a ser muy difícil salir adelante”, sostuvo.

García Cabeza de Vaca dijo “nos están frenando proyectos productivos e inversiones para sacar adelante al Estado: nada más eso nos faltaba cuando somos el Estado de mayor vocación energética en el país”.

En ese sentido dijo “a un servidor le tocó apoyar la reforma energética para beneficiar a Tamaulipas como Estado productor, cuando yo llegue había dos parques eólicos, ahora hay 14 y habrá siete más”.

El jefe del ejecutivo estatal dijo que además, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) quiere cobrar un 800 por ciento más la conexión a la red eléctrica, para hacer inviable el costo de la energía eléctrica.

“Por eso el gobierno del Estado pone un impuesto a 50 empresas que son proveedoras de la CFE y de Pemex, hay que defender a quien haga las cosas bien, que no contaminen y bajen los costos, y claro que tengo facultades para eso”, dijo.

Expuso que esas 50 empresas generan 11 millones de toneladas de contaminantes a la atmósfera, “que es la mitad de la contaminación que se genera en la Ciudad de México”.

Agregando “¿creen que sea justo que nos quieran frenar las energías limpias, que hay inversiones superiores a 3 mil 700 millones de dólares detenidas”.

García Cabeza de Vaca dijo que la energía producida con combustóleo contaminan cuestan seis veces más “pero se trata de que no se contamine y bajar los costos de energía eléctrica para ser más competitivo y que llegue la inversión”.

El gobernador de Tamaulipas dijo: “la relación con el gobierno central es difícil, porque no les gusta lo que estamos haciendo al gobierno federal”.