Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria, Tamps.- El Secretario de Desarrollo Social, Luis Miranda Nava, pidió a los tamaulipecos “no caer en pánico” ante la inminente llegada masiva de migrantes deportados, pero adelantó que esta entidad tendrá que generar los empleos para los connacionales.

“Ni caigamos en el pánico, ni tampoco en la ingenuidad, porque no han sido los mismos números de deportados a los del año pasado”, dijo.

Luego de firmar un convenio de colaboración con el gobierno estatal, en rueda de prensa junto con el gobernador del Estado Francisco García Cabeza de Vaca, Miranda Nava dijo que las medidas de austeridad en Tamaulipas, más 800 millones de pesos de la Federación, permitirán empezar a atender a los paisanos.

El funcionario federal dijo que después de Tijuana, Nuevo Laredo resulta ser una de las fronteras que concentra mayor flujo de migrantes.

Miranda Nava dijo que Tamaulipas tendrá la capacidad de generar los empleos necesarios: “este estado está destinado a tener grandes empleos en los próximos años y seguramente será uno de los Estados con más potencial económico en los siguientes cinco o seis años, y mucha gente querrá venirse a trabajar para acá, así que no entremos en pánico”.

También señaló: “ya hay un fondo de empleo temporal fronterizo que se requiere para estados con mayor flujo de migrantes, y hay 680 millones del gobierno estatal, más 800 millones aprobados por el Congreso para los municipios fronterizos, eso va a permitir generar que en esos lugares con esas cantidades puedan generarse obras de infraestructura para recibir a la gente”.

A su vez el gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca dijo: “queremos aplicarlos en los programas de esta dependencia como comedores comunitarios y ampliar la gama del seguro popular, agua potable y drenaje”.

Pero sin embargo, en presencia del Secretario de Sedesol dijo: “pero se requieren fondos federales para la frontera porque no somos un estado expulsor, somos un estado receptor”.

El gobernador dijo que lo más probable es que los migrantes no regresen a sus estados de origen: “se van a mantener aquí, van a generar demanda de servicios, salud, trabajo, y Tamaulipas requiere de un fondo porque es el estado de mayor flujo migratorio”, finalizó.