Por: Eduardo Castillo Mtz.

Mientras la Dirección de Desarrollo Social del Ayuntamiento Victorense, niega que existan cinturones de extrema pobreza en las márgenes de la capital del estado, los datos del Banco de Alimentos son duros al señalar que “existen al menos 14 mil ciudadanos que no tienen ni para comer”.

Entrevistado a las 9:00 horas de hoy, en las inmediaciones del Hospital General de esta ciudad, el presidente del Banco de Alimentos de Victoria, Jorge Salinas Treviño, aseguró que cada semestre crece la necesidad entre los ciudadanos, pues desde hace más de 5 años las condiciones económicas van en retroceso.

Asentó que actualmente la mencionada asociación civil atiende a 14 mil familias, que presentan igual número de solicitudes, sin embargo asevera que pueden ser fácilmente las 20 mil solicitudes, esto por toda la gente que se queda sin entrar al padrón de beneficiarios.

Dijo que son los empresarios quienes más apoyan esta causa, mientras que el sector público poco hace por mejorar la situación de las miles de familias en Victoria, quienes literalmente no tienen ni para comer.

Sostuvo que ante la creciente demanda de despensas sobre todo en sectores marginales de la ciudad, el Banco de Alimentos sigue tocando puertas para poder apoyar a más familias a la vez.

Y aunque no preciso una cifra exacta del crecimiento del problema, que significa la falta de recursos para alimentación, lamentó que la pobreza continúe ganando terreno en las colonias de la periferia de la localidad.

“Son habitantes de La Presita, Vamos Tamaulipas, Peregrina, Estrella, Alta Vista, Simón Torres y muchas otras, a quienes se les entrega la despensa, que incluye frutas, verduras, pan, leguminosas, azúcar y otros productos; la idea es ayudar a las familias a mitigar el hambre”, concluyó.