Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria.- Los efectos de la sequía en Tamaulipas podrían provocar un incremento en el precio de la carne, advirtió Manuel Canales Bermea, diputado Presidente de la Comisión de Desarrollo Rural del Congreso.

Señaló lo anterior al aclarar que la falta de forraje obliga a los productores a importar alimentos desde otros Estados, encareciendo los costos de producción.

“Definitivamente (la sequía) puede encarecer el precio del ganado, puede encarecer todo”, dijo.

Dijo desconocer el precio al que podría llegar el precio de la carne, pero aseguró que la falta de lluvias origina mayores gastos.

“Cuando empiezan las sequías no hay alimento en nuestra región, entonces traemos alimento, zacate, pacas de otros Estados y vienen con plagas o garrapatas que ya teníamos erradicadas y hay que invertirle”.

Canales Bermea indicó que los ganaderos tienen que destinar recursos en proteger a sus animales que se ven afectados por garrapatas o plagas, ya que de lo contrario “un animal de 700 u 800 kilos se te muere”.

El Presidente de la Comisión de Desarrollo Rural en el Congreso del Estado enfatizó que la falta de lluvias encarece la producción de los ranchos ganaderos de la entidad, pero también de los agricultores.

El diputado local, reconoció que la crisis en el campo tamaulipeco se verá en la disminución del hato ganadero.

“Los que tienen ganado comercial van a tener que deshacerse del ganado desgraciadamente”, refirió.

Informó que la sequía afecta actualmente en Tamaulipas a un padrón de más de 70 mil agroindustriales, que han tenido cuantiosas pérdidas.