Ciudad Victoria.- En el Día de la Madres los victorenses llenaron de colores  el panteón del Cero Morelos.

Desde temprano acudieron para estar cerca de las mujeres que les dieron la vida.

Expresaron su amor con flores resucitando el camposanto que durante la pandemia se mantuvo cerrado a los visitantes.

Tan sólo para las 11 de la mañana ya habían entrado 650 personas que pasaron por un filtro sanitario.

El panteón permanecerá abierto hasta las diez de la noche al considerar el Día de las Madres como uno de los festejos más relevantes en México.

Gilberto Quintanilla, administrador del Panteón, señaló que el ingreso al sitio quedó sujeto al respeto de las medidas sanitarias recomendadas por la Secretaría de Salud.

Sostuvo que el aforo permitido al cementerio es del 50 por ciento, pues en años anteriores llegaban entrar al mismo tiempo hasta 4 mil personas.

Asi, los victorenses rindieron homenaje a las amorosas madres que se adelantaron en el camino.