Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria, Tam.- Un “respiro” tendrán a los concesionarios del transporte urbano con la Fase 1 de reapertura por la contingencia; sin embargo, no será suficiente para sacar de la crisis económica a este sector, aseguró Ramón Hernández Manríquez.

El dirigente del Sindicato de Microbuses Verdes en Victoria sostuvo que antes de la pandemia, los microbuseros ya se enfrentaban a fuertes problemas económicos que se agravaron con el Covid-19.

Pero regresar a circular los sábados y domingos podría ayudar a que se obtengan algunos ingresos “esto nos dará un respiro el poder operar de manera regular los siete días de la semana”.

Hernández Manriquez dijo que a pesar de que los fines de semana no se registra una gran demanda del transporte, al menos los concesionarios podrían recuperarse un poco.

Aclaró  que los concesionarios del transporte tampoco tendrán grandes ganancias, ya que continúan cerradas las escuelas, sin embargo, el poder operar más días les permitirá poder pagar algunos gastos de operación.

Consideró que se deberán de crear apoyos a los concesionarios del transporte, que son quienes generan empleos y brindan el servicio a miles de usuarios en Tamaulipas, contribuyendo a fortalecer las actividades económicas.

Aseguró que por lo pronto el transporte en Victoria continuará con el respeto a las medidas sanitarias que les exigen para que el traslado de pasajeros sea seguro y se eviten contagios de COVID-19.

“Vamos a seguir con el servicio al 50 por ciento en las unidades, que se haga uso del gel antibacterial, los operadores y los pasajeros con cubrebocas y la limpieza constante de las unidades”, finalizó.