Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria.- La decisión de reabrir la playa de la Isla del Padre, en Texas, no afectará la frontera norte de Tamaulipas, ya que los ciudadanos estadounidenses no tienen permitido entrar a México, a menos que se trate de una situación de urgencia, afirmó Pedro Granados Ramírez, coordinador de Protección Civil del Estado.

En entrevista, además destacó que tampoco los mexicanos pueden ingresar a Estados Unidos hasta que se supere la pandemia, con lo cual no se expondrían a los contagios.

Lo anterior después de que el sábado pasado el gobierno estadounidense reabrió las playas al público, por lo que los norteamericanos acudieron a diversos centros turísticos, entre ellos, la Isla del Padre, en el Golfo de México.

Pero el funcionario estatal reconoció que siendo Estados Unidos el epicentro de la pandemia del Covid-19 (Texas tiene 23 mil 773 contagios), las restricciones de movilidad en la frontera benefician a Tamaulipas.

“No creo que nos afecte mucho, porque no hay mucha afluencia en las playas estadounidenses, los mexicanos no están entrando a Estados Unidos, y los estadounidenses sólo pueden entrar a México por motivos que sean de urgencia médica, no por cuestiones turísticas o de compras”, señaló.

Granados Ramírez dijo que en tanto, la coordinación de Protección Civil realiza un operativo para verificar que se cumplan las nuevas medidas de restricción que entraron en vigor el pasado viernes en Tamaulipas.