Por: Mao Fidel Flamarique Torres

¡Me hacen ceniza, mis familiares no me velarán, no me despediré de mis seres queridos! Y todo por no quedarme en casa.

Informémonos de lo que dice la ley:

Los lineamientos publicados en el periódico oficial del Estado de Tamaulipas, el 03 de abril del 2020 para el manejo y disposición de cadáveres de personas fallecidas debido al COVID-19 son las siguientes:

Los trabajadores de la salud tomarán las siguientes precauciones para manipular su cadáver.

PRIMERO; El personal de salud que atienda y entregue el cadáver de la unidad hospitalaria deberá informar y capacitar previamente al personal que intervenga en el transporte del tipo de caso y de los procedimientos a seguir sobre las medidas de protección, incluido el uso adecuado de equipo de protección personal, tales como el uso de delantal de manga larga, guantes de nitrilo y protección facial por el riesgo de salpicaduras de líquidos corporales del cadáver o secreciones en el cuerpo o la cara del personal.

SEGUNDO; Se deberán retirar todos los tubos, drenajes y catéteres del cadáver. Cualquier orificio o herida punzante resultado de la extracción de catéter, drenajes, tubos o de otro tipo, deberán desinfectarse con hipoclorito de sodio al 10% y vestirse con material impermeable.

TERCERO; El cadáver deberá envolverse en una sábana completamente desinfectada y posteriormente introducirse en una bolsa sanitaria con cierre hermético y plastificado. La introducción en la bolsa se deberá realizar dentro de la propia habitación de aislamiento, una vez cerrada con el cadáver en su interior, se deberá rociar en su totalidad con desinfectante de uso hospitalario o con una solución de hipoclorito de sodio al 10%. Asimismo, se deberá colocar una ficha en el frente de la bolsa con los datos personales del fallecido con fotografía.

ESAS SON LAS INSTRUCCIONES PARA LOS TRABAJADORES DE LA SALUD, PERO….Y PARA EL MANEJO DEL CADÁVER EN LA FUNERARIA, CUALES SON LAS DISPOSICIONES?.

– La empresa funeraria es la responsable de la adecuada clasificación y manejo de los residuos que se puedan generar.
– Los residuos serán clasificados como residuos peligrosos biológicos infecciosos (o “RPBI”), mismos que deberán desinfectarse.
– Asimismo el cadáver deberá manipularse en la bolsa sellada y el personal que intervenga deberá estar debidamente capacitado y contar con equipo de protección personal.
– No se realiza el embalsamamiento de los cadáveres.
– No se realizan autopsias a los cadáveres de personas fallecidas debido a la enfermedad generada por el virus SARS-COV2 (COVID-19), ya fuesen casos clasificados como en investigación, probable o confirmado, salvo indicaciones clínicas estrictamente fundamentadas o por orden de autoridad competente.
– Además el personal que manipule el cadáver deberá contar con el equipo de protección personal (máscara quirúrgica y guantes de nitrilo).

EN LO REFERENTE AL TRANSPORTE DE CADÁVERES LA LEY DICE QUÉ:

Después de la transferencia del cuerpo al personal de cremación o cementerio, el vehículo será descontaminado con hipoclorito de sodio al 10%.

QUEMARME HASTA QUE ME CONVIERTA EN CENIZAS, ¿CÓMO SUCEDERÁ ESTO?

– La bolsa sanitaria que contenga el cadáver deberá estar sellada, podrá introducirse en el féretro normal, sin que sean precisas precauciones especiales.
– El destino final será la inmediata incineración, conforme a lo señalado en el Reglamento de la Ley General de Salud en Materia de Control Sanitario de la Disposición de Órganos, Tejidos y Cadáveres de Seres Humanos.
-No se permitirá el contacto con el cadáver, ni su visualización.
-El cadáver deberá estar en un féretro sellado.
-La cremación de los cadáveres deberá de realizarse dentro de las doce horas siguientes al deceso; en caso de incumplir con esta disposición, la autoridad sanitaria tiene la facultad de imponer sanciones.
-Como medida de distanciamiento social quedan prohibidas las reuniones o concentraciones de personas, con independencia de su número, en el lugar en el que se realice la cremación.
-Queda prohibida la celebración de ceremonias luctuosas, en todas sus etapas y la celebración de ceremonias religiosas o análogas de cuerpo presente en los supuestos de personas fallecidas por el virus SARS-COV2 (COVID-19) o por padecimientos infectocontagiosos.
-Quedan prohibidos los velorios o ceremonias análogas, en domicilios particulares, en cualquier tipo de inmueble público o privado o espacio público.
-Al término de la cremación, deberá sanitizarse la sala o área de velación, con hipoclorito de sodio al 10%.

DEL TRASLADO INTERNACIONAL DE CADÁVERES
-Queda prohibida la salida para el traslado internacional de cadáveres de personas fallecidas debido a la enfermedad generada por el virus SARS-COV2 (COVID-19).
-El traslado internacional de cenizas deberá realizarse conforme a lo establecido en la legislación federal aplicable en la materia.

EN CONCRETO:

LO QUE SÍ TENDRÁ EL FALLECIDO DE COVID 19….precauciones en el manejo del cadáver, capacitación e insumos y equipos de protección todo el personal de salud, anotarán los datos personales del fallecido, traslado y manejo en bolsa cerrada hermética, será incinerado en un máximo de 12 horas siguientes al deceso, transportado en féretro sellado, sanitización después de la cremación, traslado internacional de cenizas conforme a requisitos en la legislación federal

LO QUE NO TENDRÁ EL FALLECIDO DE COVID 19 ES……Embalsamiento, autopsia, ceremonia luctuosa, funeral, ni servicio religioso, no se les permitirá ver al cadáver y mucho menos contacto, quedan prohibidas las reuniones cercanas donde se realice la cremación, velorios en domicilios y las salidas de traslado internacional de cadáveres, sólo serán en cenizas

POR LO PRONTO DECIDA CÓMO VIVIR….

El proceso de su muerte por coronavirus en la ley de Tamaulipas ya lo conoce….
El proceso de sobrevivir esta pandemia se lo han dicho hasta el cansancio:

“ QUÉDATE EN CASA”