Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria.- No sólo el manantial de La Peñita se está quedando seco, sino que el pozo del acuífero «Victoria – Güemez» también está sobrexplotado y es insuficiente para surtir de agua a la ciudad, dijo el experto en temas hidráulicos, Raúl Quiróga Álvarez.

El también ex director de la Comisión Estatal del Agua de Tamaulipas (CEAT) criticó que los pozos del norte de la ciudad estén sobre concesionados.

«La Peñita está sobrexplotada desde hace más de 40 años, no es ninguna novedad, por eso se construyeron los pozos de la zona norte, del acuífero Victoria-Güémez, que está sobrexplotado también», dijo.

Quiróga Álvarez sostuvo «la segunda línea del acueducto es la única posibilidad de que Victoria no sufra de sed».

Sin embargo recordó que el ex presidente Enrique Peña Nieto prometió la obra.

«Fue un compromiso presidencial incumplido por la administración federal anterior, a pesar que Peña Nieto cuando era candidato hizo el compromiso ante un notario», expuso.

El experto señaló que el emblemático manantial de La Peñita está totalmente rebasado por la explosión demográfica, y aunque tiene su temporada de recarga natural, sigue siendo insuficiente.

Quiróga Álvarez insistió en que no hay ninguna otra solución que no sea construir la segunda línea del acueducto.

Señaló que ni la búsqueda de nuevos pozos al norte de Victoria podrán solucionar el grave problema de la escasez de agua.

Nivel actual de La Peñita continúa bajo: CEAT

El nivel del maniantal “La Peñita”, principal surtidor de agua de la capital de Tamaulipas, sigue descendiendo, por lo cual solo es posible que el acuaférico de Victoria solo pueda operar al 30 por ciento de su capacidad, afirmó el director de la Comisión Estatal del Agua de Tamaulipas (CEAT), Luis Pinto Covarrubias.

“Por eso se trabaja en la perforación de nuevos pozos profundos, y la rehabilitación de otros a fin de incrementar el abasto”, aclaró.

Advirtió que a pesar de que se concluyan las obras de sectorización en la red distribución de la ciudad se requiere de incrementar el volumen de agua para atender de mejor forma la demanda de la población.

“Desafortunadamente los volúmenes de abastecimiento de los pozos de la zona norte, así como en la Ciudad y de la Peñita han descendido considerablemente por lo cual el acuaférico no funciona en su capacidad total”, expuso.

Pinto Covarrubias, mencionó que ante ello es que se están buscando nuevas fuentes de abastecimiento así como reactivar algunos pozos ya existentes, y así conectar más pozos a la red de distribución.

“Estos son trabajos de corto plazo que realiza la CEAT y se colabora con ellos en buscar alternativas de abastecimiento que no sean tan de largo plazo como la segunda línea del acueducto que si se iniciara este año habría tardanza de cuatro a cinco años en concluir la obra”, explicó.

Informó que se hace la rehabilitación de tres pozos abandonados los cuales se pudieran integrar a la red esperando poder disponer de un volumen de 50 litros por segundo, “que pareciera pudiera ser poco pero todo lo que se pueda agregar ahorita es para beneficio de los usuarios”.