Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria Tamps.- Las plantas potabilizadoras de agua de Victoria, Tampico, Reynosa y Matamoros, ya cumplieron su vida útil y tendrán que ponerse fuera de operación, sin embargo para reponerlas se requieren de al menos 2 mil millones de pesos, reveló Luis Javier Pinto Covarrubias, director de la Comisión Estatal del Agua de Tamaulipas (CEAT).

“Las plantas potabilizadoras, la mayoría, por hablar de Reynosa, Matamoros, Victoria, Tampico, ya cumplieron prácticamente su vida útil, ahí nada más en la potabilización ya tenemos aproximadamente un porcentaje del diez por ciento de pérdida, más lo que se pierde en la red por falta de mantenimiento”, dijo.

Pïnto Covarrubias también refirió: “estamos haciendo una evaluación de las plantas potabilizadoras, lo que sí puedo decir es que las plantas potabilizadoras de Reynosa y la de Matamoros ya cumplieron su vida útil, la recomendación de parte de un diagnóstico que nos hizo la COCEF, es que es mejor una nueva planta que rehabilitarla. Y las inversiones ahí son del orden de los 500 millones cada una”.

El funcionario estatal dijo que por los años que esas plantas tienen en operación no trabajan adecuadamente, primero, explicó, se pierde el 10 por ciento del agua al potabilizarse, y después, debido a fugas en la red, las pérdidas aumentan.

“Hay pérdidas por fugas en la red, porque las principales ciudades que tienen mayor infraestructura mayor tiempo con sus tuberías todas tienen esta problemática, las pérdidas pueden andar del orden del 30 por ciento o más”, estableció.

En tanto, Pinto Covarrubias dijo que, aunque hay suficiente agua en la Presa Vicente Guerrero para alimentar el Acuaférico de Victoria, es necesario reponer tuberías y conexiones, con el fin de que no se pierda el líquido y mejore la distribución de agua en la capital del Estado.