Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria.– Jorge Bello Méndez, dirigente del sector restaurantero local, señaló que la caída de ventas orilla a que alrededor del 15 por ciento de los alimentos, sean donados a instituciones sociales, fundaciones, hospitales y para las familias de sus empleados.

El líder local de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), sostuvo que los empresarios locales tienen una tradición de apoyar a la comunidad.

Bello Méndez dijo que se enteró del empresario local que preparó un banquete y al ser prohibido el evento tuvo que donar todos los alimentos preparados.

«Los que se dedican a hacer banquetes tienen una situación más difícil, en el caso de los restaurantes un promedio general de alimentos que se quedan están entre el 10 y el 15 por ciento», refirió.

Indicó que los restauranteros tratan de equilibrar la balanza entre los alimentos que compran y los que venden.

Bello Méndez afirmó que de todas maneras sobran alimentos, los cuales prefieren donar a que se desperdicien.

Señaló que en ocasiones se entregan comida al Banco de Alimentos de Victoria.

El líder de la Canirac dijo que otra forma de apoyar la economía de sus empleados, es entregándoles platillos para su familia.