Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria, Tamps.- Al menos 25 municipios de Tamaulipas vierten sus aguas negras a ríos, presas y otros mantos acuíferos, y el resto, aunque tienen planta tratadoras de agua también contaminan porque no las operan al cien por ciento, afirmó hoy el diputado Humberto Rangel Vallejo.

El legislador propuso condicionar la aprobación de los presupuestos municipales del 2018, a que los ayuntamientos incluyan en sus egresos una determinada inversión para obras de saneamiento de aguas negras y potabilización.

Rangel Vallejo afirmó que actualmente la mayoría de los ríos reciben las descargas de aguas negras y las acarrean hacia las presas “y por eso nos sale más caro estar invirtiendo en químicos para el tratamiento de las aguas”.

El diputado, quien preside la Comisión Especial de Cambio Climático del Congreso, aseveró que en municipios como Matamoros, se cuenta con dos plantas tratadoras, sin embargo no están en operación permanente.

De la misma manera dijo que los municipios deben empezar a atender este problema y puso como ejemplo El Mante: “ustedes conocen el Ejido el Limón, y yo me pregunto cómo es posible que haya ahí 2 mil 500 habitantes y todo el drenaje se descarga directamente al río Guayalejo, ya no es seguro bañarse en ningún río de Tamaulipas, la gente muchas veces lo hace y le salen enfermedades”.