Enrique Jonguitud, Rigoberto Hernández 

«Yo creo que esta es una de las promesas de campaña del Presidente Andrés Manuel López Obrador. Primero la reducción de sueldos, para que ningún funcionario gane más que el Presidente» 

Ciudad Victoria, 14 de octubre. – Hay sueldos de funcionarios y burócratas influyentes, amigos casi hermanos, parientes y compadres. Salarios que duelen y causan estragos entre la población, tan altos y extrafalarios que rebasan los cien mil pesos.

Incluso hay sueldos que ya junto con el dobleteo de otra plaza superan con creces lo que gana el presidente Andrés Manuel López Obrador. Y hay niveles. Secretarias de escritorio y hasta el «corre ve y dile» que ganan igual que el jefe y estrenan coche cada año.

Muchas partidas presupuestales se van por canongías quincenales y mensuales, bonos, compes, apoyos que son un secreto a grandes voces, pues los beneficiarios no pueden ocultar, tal vez por vanidad, cuando la vida les favorece, en ocasiones sin merecimiento y sin desquitarse con el producto de su trabajo.

Eso ocurre aún en lo largo y ancho del país según el tamaño de la cuchara y  quienes se sirven con ella. También según el gusto particular de cada uno. Por ejemplo, habrá quienes prefieran construir una mansión en una zona privilegiada y de caché, y otros prefieren viajar como nuevos ricos para conocer el mundo. De todo hay en la viña.

Por eso, y para acabar con salarios de «lujo» en la administración estatal  y en los ayuntamientos, el diputado de MORENA Marco Antonio Gallegos Galván presentó una iniciativa para crear la Ley de Remuneraciones de Tamaulipas.

«Yo creo que ésta es una de las principales promesas de campaña del presidente Andrés Manuel López Obrador, primero la reducción de sueldos para que ningún funcionario gane más que el presidente de la República», dijo.

Gallegos Galván recordó que Andrés Manuel López Obrador percibe un salario de 122 mil pesos al mes.

Añadió «En Tamaulipas históricamente se ha hecho un dispendio de recursos en el tema de sueldos y salarios».

Explicó que el freno a los salarios abarcaría no sólo al gobierno estatal, sino también a municipios, a organismos descentralizados, al poder judicial, al poder legislativo y a organismos autónomos de Tamaulipas.

Gallegos Galván sostuvo que el objetivo «es establecer los límites a los salarios máximos de los funcionarios y favorecer las políticas de austeridad y ahorro».

El diputado de MORENA dijo que se propone “establecer la obligatoriedad de reportar cualquier concepto de pago que no se encuentre justificado como parte de sus remuneraciones”.

El diputado de Reynosa apuntó que la idea es reducir la brecha salarial entre los empleados y los altos funcionarios.