México (Agencias).- Unos 400 empresarios gasolineros de la zona fronteriza de la entidad analizan cerrar sus puertas temporalmente a partir de este miércoles 4, debido a que Pemex y la Secretaría de Hacienda presuntamente los están obligando a comprar caros los combustibles y venderlos más baratas para que sean competitivos ante los precios de Estados Unidos.

Empresarios gasolineros de Matamoros, Miguel Alemán, Valle Hermoso, Camargo, Reynosa y Río Bravo se reunieron esta tarde en un conocido hotel de la Zona Dorada de Reynosa para acordar las medidas que tomarán a partir del mediodía de este miércoles 4.

“Estamos deliberando cerrar. Lo estamos considerando para saber cuál será la mejor opción sin afectar a la ciudadanía. Tenemos que ver por nuestro interés como empresarios. El punto es que ningún comerciante o empresario se va a dedicar a comprar caro y vender barato”, denunció Rigoberto Ramos, presidente del Comité de Empresarios Gasolineros de la Franja Fronteriza de Tamaulipas.

A diferencia del interior de la República Mexicana, los costos de las gasolinas en las ciudades fronterizas que colindan con Estados Unidos tendrán precios más baratos para tener competitividad con el vecino país.

En la frontera tamaulipeca la gasolina Magna ahora se está vendiendo en Reynosa en 15 pesos, mientras que en Texas ese mismo tipo de combustible, el Regular, cuesta 12 pesos el litro.

Los empresarios argumentan que Pemex y la SHCP quieren que la compren en más de 15 pesos, y posteriormente les regresará la diferencia con un “estímulo fiscal”.

“Estamos discutiendo sobre ese estímulo, los empresarios estamos en desacuerdo con esa medida que es contradictoria con la reforma energética, ya que obstruye la vía para llegar a condiciones de libre mercado”, acusó Ramos.

El actual esquema de precios que plantea Pemex es que “compramos caro y vendemos barato”, concluyó el líder de los gasolineros de esta franja fronteriza.

Debido al posible cierre de gasolineras, acción que ya se difundió a través de las redes sociales, las gasolineras de la zona fronteriza comenzaron desde esta tarde a recibir a cientos de automovilistas que están realizando compras de pánico.