Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria, Tamps.- El presidente de la Comisión de Vigilancia, Joaquín Hernández Correa, aseguró que las observaciones hechas por la Auditoria Superior del Estado (ASE) a las cuentas públicas de 42 municipios, correspondientes al 2016, no significan una “cacería de brujas”.

Hernández Correa sostuvo que después de haber sido notificados, los ayuntamientos tienen 30 días hábiles para solventar las observaciones: “El auditor entregó las cuentas el 30 de noviembre, de ahí son diez días hábiles para notificar a los municipios, y luego ellos tienen 30 días hábiles más para contestar”.

Además, dijo, luego de ese proceso, la ASE y los diputados tienen 120 días más para definir si las cuentas se dictaminan en sentido positivo o negativo, pero por lo pronto hay que esperar.

Dijo que el haber observado 42 de las 43 cuentas públicas municipales, “no quiere decir que eso este mal, que tengan corruptelas y que todos sean personas que están desviando recursos, quiere decir que a lo mejor no se observó una buena disciplina financiera que no cubrieron algunos detalles”.

Expuso que se trata de un trabajo minucioso para no caer en aprobaciones rápidas a los ayuntamientos o a los organismos del Gobierno del Estado, “pero no hay una cacería de brujas, ni que todo lo que falta por comprobar esté mal, tienen un periodo de 30 días y ya después pasará un periodo de 120 días en que la Auditoría y nosotros podemos dictaminar en sentido negativo o positivo lo que no comprobaron”.