CIUDAD VICTORIA.-La vida de Martín Torres Robles ha cambiado, no por suerte ni por tener al mejor pedagogo o maestro con la plaza con clave más alta, sino por el tesón propio y el apoyo de su familia a todo lo cual se ha unido el sacrificio y esfuerzo de su maestra, su instructora, Irma Esmeralda Ortega Pérez que es una verdadera líder de educación comunitaria (LEC).

Y es que Martín, nacido en el Ejido El Porvenir del municipio de Mainero, ha triunfado en la Olimpiada Estatal de Conocimiento y conocerá al presidente Enrique Peña Nieto.

El pequeño de 12 años que cursó su instrucción primaria en una escuela comunitaria perteneciente al Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE), con su inocencia apenas piensa en lo que viene y por eso mismo responde con naturalidad, pues no se imagina cómo será el encuentro con el presidente Peña Nieto.

¿Cómo te sientes Martín?

«Bien», responde brevemente.

¿Ya pensaste en tu encuentro con el Presidente?

«No».

¿Cuál es tu meta?

«No sé».

Sin embargo su mamá la señora María Guadalupe Robles Rodríguez, está consciente de que su apoyo es fundamental y sabe que debe seguir estudiando.

«Martín va a seguir estudiando ahora la secundaria. Tengo tres hijos, y mi esposo y yo, Martín es el menor. Mi esposo es el que trabaja en la labor o los trabajitos que le salen, en El Porvenir somos cuatro familias en todo el ejido», comenta.

La LEC, como le llaman a Irma Esmeralda Ortega Pérez, está orgullosa de su alumno, por el que diariamente tiene que recorrer alrededor de tres kilómetros, en lo que pueda, para atender a Martín y los demás alumnos.

«Mi comunidad se llama Magueyes, sí está retirado, pero me da mucho gusto estar con Martín, en la comunidad son cuatro familias y aunque haga frío o llueva, nosotros tenemos que presentarnos. Me transporto diario, son tres kilómetros, que voy en camión o por circunstancias económicas a pedir “raid” para atenderlos de ocho de la mañana a dos de la tarde», comentó.

ejb