Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria.- María Elena Figueroa Smith, directora del Instituto de la Mujer Tamaulipeca, consideró que el paro nacional de mujeres demostró la fuerza del género femenino en el país.

La funcionaria estatal indicó que la manifestación demostró “que se despierta la solidaridad hacia las mujeres: fue esta idea de hacernos invisibles y a partir de ahí hacernos visibles”.

Estimó que ahora sigue crear una sociedad en la que el género femenino se encuentre libre de violencia y tenga igualdad con el hombre, “lo que se busca es que venga un fortalecimiento a una percepción más clara de lo que se trata el tema de la igualdad y la construcción de una vida libre de violencia para las mujeres y las niñas”.

Manifestó que se debe de visibilizar la violencia que enfrentan millones de niñas y mujeres todos los días, “que no se considere que solo es violencia la física y la feminicida que es la máxima y la más horrenda de ellas”.

Figueroa Smith señaló que la violencia se da no sólo de manera física, sino que empieza desde la violencia psicológica, la violencia en la que vivimos diariamente las mujeres, el acoso, el hostigamiento sexual en todos los ámbitos, desde el familiar, en el docente, en el laboral”.

La directora del Instituto de la Mujer Tamaulipeca insistió que el paro de mujeres debe servir para que la sociedad en general tenga como objetivo erradicar la violencia contra el género femenino.

La funcionaria estatal, aseguró que no ha aumentado la violencia contra las mujeres en Tamaulipas, pero sí las denuncias.

“Las denuncias tienen que ver con un fortalecimiento en la conciencia de las mujeres de sus derechos, a vivir libres de violencia, que tienen derecho a vivir sin esta violencia, que la pueden denunciar y que hay instancias que responden a sus denuncias”, puntualizó.