México (Agencias).- Emilio Lozoya Austin, ex director de Pemex fue denunciado hoy penalmente ante la Procuraduría General de la República (PGR) por la fracción de Morena en la Cámara de Diputados encabezada por Rocío Nahle, quien durante la presentación mostró un documento del fiscal de Brasil enviado al procurador mexicano Raúl Cervantes donde le informa de los señalamientos que vinculan al exdirector de Pemex con soborno.

Así mismo, trascendió que Lozoya Austin interpondrá una demanda por daño moral contra quien resulte responsable, luego de que se difundiera información que lo acusa de haber recibido 10 millones de pesos de la empresa Odebrecht.

Por su parte Nahle García consideró que Cervantes se va a excusar del caso ya que durante la primera etapa en que Lozoya recibió el presunto soborno de la empresa brasileña Odebrecht, este se desempeñaba como representante legal del entonces candidato a la presidencia, Enrique Peña Nieto.

Recordó que, desde marzo de 2016, la fracción de Morena en la Cámara de Diputados presentó la solicitud de juicio político contra Lozoya quien dos meses antes había dejado la dirección de Pemex y con ello una deuda de 10 mil millones de pesos que no están reflejados en la compra de activos o la creación de nuevas refinerías, pero además por posible soborno de parte de la empresa española OHL.

Sin embargo, dijo, las fracciones del PRI y el PAN dejaron pasar un año para que no procediera por lo cual anunció que en estos días solicitarán un nuevo juicio político.

La coordinadora de Morena recordó también que desde 2010 petroleros jubilados denunciaron a la dirección de Pemex por haber entregado a precios preferenciales la venta de gas etano a la empresa Odebecht en Veracruz, que a su vez generó la falta de materia prima en las petroquímicas.

En cuanto a la carta del fiscal de Brasil emitida el 6 de abril, la legisladora dijo que ésta se entregó al procurador Cervantes y él la archivó por cinco años, lo cual no procede en materia de transparencia porque cuando se trata del delito de corrupción el expediente debe mantenerse abierto.

Durante la Semana Santa, la Fiscalía de Brasil tuvo el primer señalamiento en contra del exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, cuando uno de los exfuncionarios de Odebrecht reveló que le había entregado cinco millones de dólares.

Hoy ante la revelación de los reporteros Ignacio Rodríguez Reyna y Alejandra Xanic, de Quinto Elemento Lab, los nuevos declarantes establecen que en 2012 le entregaron a Lozoya hasta cuatro millones de dólares, y en 2013 ya como director de la empresa de participación estatal, otros seis millones.

«Daño moral»

Por su parte, Javier Coello Trejo, abogado de Emilio Lozoya, afirmó que se ha lastimado mucho a su cliente en algo que parece más mediático y político, que jurídico.

En entrevista con Radio Fórmula, el litigante aseguró que también consideran demandar civilmente a los funcionarios de Odebrecht que declararon que Lozoya habría recibido 10 millones de dólares a cambio de otorgar contratos a la empresa brasileña.

En tanto, la periodista Alejandra Xanic, precisó que espera que la amenaza de demanda por parte de Emilio Lozoya no pueda alcanzarla tanto a ella como a sus compañeros, entre ellos Ignacio Rodríguez Reina.

“Esperamos que no porque lo que hemos asegurado en el trabajo, no somos nosotros afirmándolo, sino nosotros dando cuenta de algo que está contenido en el expediente judicial”.

Xanic aseveró que Odebrecht es uno de los casos de corrupción más grandes y conocidos en la historia del mundo corporativo, “entonces no podíamos obviar, no podíamos no mirarlo, no asomarnos y no hacerle preguntas a ese expediente”.

Alejandra Xanic dijo que entre noviembre y diciembre de 2016, tres altos ejecutivos (el que operaba el departamento de sobornos, el encargado de Odebrecht en toda América Latina y el que dirigía a México), relataron diversos encuentros con Emilio Lozoya en donde habrían acordado envíos de dinero a cambio de ciertas facilitaciones desde el 2012, cuando Emilio Lozoya era miembro del equipo de campaña del ahora presidente Enrique Peña Nieto y 2014 cuando ya era director de Pemex.