Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria.- Al menos mil 400 socios de la Cámara Nacional de Comercio en la capital de Tamaulipas, acatarán las medidas de volver a cerrar para tratar de detener la cadena de contagios del coronavirus, aseguró José Luis Loperena González.

El líder de la Canaco en Ciudad Victoria, sostuvo que las nuevas disposiciones que se ven obligados a respetar, harán un daño irreparable al comercio local, pues muchos de los cierres que se realicen, serían definitivos.

“Las acciones para detener la pandemia provocan más daños y tiene un impacto negativo en los negocios, pero ahora se puede dar el cierre definitivo de muchos comercios que sin ventas, ya no podrán enfrentar sus gastos de operación”, estimó.

Loperena González indicó que los comerciantes comprenden que las restricciones ordenadas, pero dijo que los socios de Canaco sí establecieron todas las medidas, sin embargo la población no respetó ni el confinamiento ni la sana distancia.

El presidente de la Canaco dijo que otro grave problema que enfrentan los comerciantes es que antes de la pandemia adquirieron créditos, por lo que ahora no tienen ingresos mientras su deuda crece, por lo que se ven obligados a cerrar y despedir a sus empleados.

Explicó que otros, se arriesgaron en plena pandemia a pedir financiamiento para reabrir sus negocios, sin embargo, el nuevo cierre los dejará sin ingresos.

Loperena González dijo que aunque ve como un “exceso” el nuevo cierre, los comerciantes lo respetarán, por un lado para tratar de contener al Coronavirus, y por otra, porque quienes puedan reabrir no podrán enfrentarse a clausuras o pago de multas.

El líder privado señaló que las pérdidas que se acumulan son cuantiosas, pues se suspendieron festejos que significaban derrama económica como el Día de la Madre, la Semana Santa, Graduaciones, Bodas y el Día del Padre, entre otras fechas de relevancia.