CIUDAD VICTORIA.-México no pasa por una época de cambio sino por cambio de época, afirmó el dirigente nacional del PRI, César Camacho Quiroz al impartir una conferencia en esta capital sobre las reformas estructurales denominada «Las Reformas Estructurales al Sistema Político”.

Señaló que el país atraviesa por una transición que aún no termina, pero que se lleva un buen avance y que en ello el trabajo de muchos sectores que conforman la sociedad mexicana en su conjunto ha sido fundamental, como pocas veces se ha dado en la historia.

En el marco de la Sesión Ordinaria de la Conferencia Nacional de Legisladores Locales Priistas A.C. (CONALPRI) que se lleva a cabo en esta capital, estableció que la dos alternancias que ha vivido México ha permitido la transformación de los diferentes esquemas que le permitirán ser un país más moderno.

«Era preciso romper inercias, liberar ataduras, ponerse en movimiento para crecer económicamente, había que generar las condiciones propicias a partir de las imperantes», subrayó.

Precisó que las reformas que ha impulsado la administración federal que encabeza el presidente Enrique Peña Nieto permitirán poner a la nación a la altura de los países de primer mundo, pero para ello se requiere de un tiempo prudente para que la sociedad y gobierno vayan adaptando su forma de vida, en materia política y económica a estas modificaciones.

Ante políticos, legisladores, empresarios, académicos e investigadores de la localidad, Camacho Quiroz dijo que todas estas reformas tienen una raíz: «Pacto por México», el cual, destacó, fue la plataforma de despegue y no de aterrizaje, es decir, explicó, bajo este pacto, que definió como una neutralidad partidaria, permitió la pluralidad legislativa que a la postre derivó en la aprobación de las reformas impulsadas.

«La importancia del conjunto es superior a la suma de todas ellas. Los avances y ventajas se van a multiplicar y no a sumar», indicó.

ejb