Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria.- Las medidas de confinamiento social están sacando de circulación a los microbuses del transporte urbano, que ahora recorren la ciudad semi vacíos y recogiendo muy pocos pasajeros, aseguró Ramón Hernández Manríquez, secretario general del Sindicato de Microbuses Verdes.

Dijo que la suspensión de clases en todos los niveles educativos, del trabajo en gobierno del Estado, así como al reducir el personal en maquiladoras y tiendas comerciales, han provocado la peor caída en la demanda de transporte.

El líder transportista dijo: “nos está yendo sumamente difícil, no hay usuarios por la situación que se está presentando, ya estábamos mal antes de la crisis y ahora estamos peor”.

Dijo que a ello se agregan las medidas recomendadas por la Secretaría de Salud y la Subsecretaría del Transporte, “tenemos límites para brindar el servicio porque se supone que no deben de subir a los micros más de 12 personas porque tienen que estar a un metro de distancia los usuarios, eso nos afecta más en nuestras ganancias”.

Hernández Manríquez indicó que las autoridades estatales les han solicitado que los operadores utilicen cubrebocas, “además debemos de tener desinfectante en las unidades, debemos tener trapos o pañuelos especiales para darle una limpieza completa a las unidades cuando llegan a la terminal pero la merma de los ingresos está por la calle, estamos batallando mucho, inclusive algunas unidades no sacan ni para el consumo del gas”.

El secretario general del Sindicato de Microbuses Verdes añadió que el panorama no es alentador, ya que la crisis por la pandemia apenas inicia, lo que obliga a parar parte del parque vehícular del transporte urbano.