Por: Eduardo Castillo Mtz.

Luego que el director de la UPYSSET, Juan Pablo González, asegurará que la no jubilación de los burócratas pone en riesgo la estabilidad de dicho fondo, Noralba Saldivar Anaya, respondió que no es posible obligar a los trabajadores a irse, ya que esa es decisión propia, simplemente porque así se los permite la ley.

Entrevistada a las 9:00 horas de hoy, en la sede del gremio, la secretaria de trabajos y conflictos del Sindicato Único de Trabajadores al Servicio de los Poderes del Estado de Tamaulipas (SUTSPET), asentó que este tema es delicado y está contemplado también en las enmiendas que habrán de hacerle a la ley de la UPYSSET.

“Hay gente que ya tiene la antigüedad trabajada, más no la aportada; hay que recordar que en el caso de las mujeres servidoras públicas, se necesitan 25 años de aportación a la UPYSSET y en el caso de los varones son 30 años”, indicó.

Insistió que el tema es complejo de origen, “pero además no es obligatorio, es un derecho que tienen los trabajadores, pero no puede ser aplicado por el patrón de manera a rajatabla”.

¿Es infundada la queja?

“Así es, pero además este tema va ser tratado en el proyecto que como sindicato nos toca presentar en fecha próxima y aunque aún no hay fechas, creemos que con la representación en el congreso del estado, se podrá sacar esta reforma como prioritaria”, concluyó.