Ciudad Victoria, 27 de septiembre-La inacción del Instituto Nacional de Migración (INM) afecta y causa graves problemas a las ciudades fronterizas de Tamaulipas, al generar un gasto extraordinario para los gobiernos municipales, dijo el diputado Francisco Garza de Coss.

El legislador del Partido Acción Nacional señaló “por el simple hecho que el gobierno federal no haya cumplido con sus atribuciones constitucionales y legales y permitir que cientos de migrantes lleguen a la frontera se va a alterar de manera importante la vida de sus habitantes, la economía, el turismo y las finanzas municipales”.

Durante la sesión de la Comisión Permanente sostuvo que los ayuntamientos locales no cuentan con recursos para dar atención a los miles de migrantes extranjeros que siguen llegando a la entidad.

El diputado local dijo que a la semana, el gobierno federal deporta alrededor de mil migrantes hacia sus países de origen, “pero qué necesidad había de dejarlos cruzar todo el país”.

Garza de Coss propuso a nombre de la fracción del PÄN en el Congreso a la diputación permanente emitir un nuevo exhorto al gobierno federal “para que cumpla con sus atribuciones con relación a los inmigrantes, pero respetando los derechos humanos de los migrantes”.

El punto fue aprobado por los legisladores y con ello esperan que el Instituto de Migración haga las deportaciones de migrantes desde la frontera sur del país.