Por Alejandro Echartea

Serán aproximadamente 30 los comerciantes ambulantes que habrán de instalarse en el lecho del río San Marcos en estas vacaciones de Semana Santa y los cuales serán vigilados por la Oficina de Inspección Fiscal del Ayuntamiento así como por la dirección de Riesgos Sanitarios de la Secretaría de Salud del Estado (SST).

Lo anterior lo reveló el día de hoy a las 10:10 horas Martín Quiñones Moreno, titular de la Oficina de Inspección Fiscal en la Presidencia Municipal, “sí ha habido gente que tradicionalmente vende coctel de frutas, de camarón, fritangas, paletas y artículos varios que se ofertan este día”.

Apuntó que desde la semana pasada en la Oficina de Inspección Fiscal se han estado recibiendo las solicitudes de los comerciantes que desean instalarse en alguno de los centros recreativos del Municipio para ofertar sus productos, asimismo manifestó que se espera la concurrencia de al menos 30 comerciantes para esta temporada.

“Hay cupo para unos 20, 25 o máximo 30 comerciantes los que podemos ubicar de una manera coordinada y ordenada”, el costo de cada permiso de ‘derecho de piso’ será de 40 pesos diarios por local asignado.

En cuestiones sanitarias, Martín Quiñones indicó que las autoridades municipales mantendrán una estrecha colaboración con la Secretaría de Salud del Estado a fin de evitar riesgos epidemiológicos, “en específico, con la dirección de la COEPRIS para que conjuntamente con los inspectores de vía pública revisemos el permiso que tengan del sector salud en donde los productos que ofertan están en las mejores condiciones para -evitar- cualquier tipo de infección”.

El operativo de verificación en los centros recreativos de Semana Santa iniciará a partir de este lunes y concluirá una vez terminado el período vacacional, “el alcalde nos ha pedido muchísimo que redoblemos esfuerzos para tener un mejor servicio”, finalizó.