Ciudad Victoria.- “Señor presidente: déjese ayudar”, dijeron los diez gobernadores de la Alianza Federalista en una carta enviada hoy al presidente Andrés Manuel López Obrador en la que exigen establecer una estrategia para vacunar a la población.

La misiva firmada por los mandatarios fue dada a conocer por Francisco García Cabeza de Vaca, gobernador de Tamaulipas, en una conferencia de prensa virtual.

Los gobernadores se reunieron en el Museo de Historia Natural de Ciudad Victoria, para concretar diversos acuerdos, principalmente el enfrentar la pandemia del Covid-19 y garantizar la vacunación masiva.

Anunciaron que no comprarán directamente las vacunas, porque la federación centralizó el tema, pero esperarán una respuesta a la carta para saber qué estrategia tomar.

El gobernador de Tamaulipas, al leer la carta, dijo que los gobernadores de la Alianza no comparten la decisión de que el gobierno federal centralice la compra de la vacuna contra el Covid-19, y exigen acceso universal a la vacuna, y no una distribución discriminatoria.

“Pero lo que nunca aceptaremos es que ni siquiera se nos informe cuando y en qué condiciones tendremos acceso a la vacuna, que es un tema que no admite descalificaciones y mucho menos el vano y simplista recurso a la politiquería con la que usted responde”, sostuvo.

Además, dijo “cuente usted con los gobernadores de la Alianza Federalista: señor presidente, déjese ayudar”.

El jefe del ejecutivo estatal señaló quela Salud es un derecho humano fundamental consagrado en la constitución que debe ser garantizado por el Estado, “su protección debe ser propósito de unidad nacional”.

García Cabeza de Vaca también dijo que los mandatarios estatales no aceptan

que las personas de sus Estados tenga que esperar más de 18 meses para ser vacunados.

A nombre de los diez gobernadores, exigió al gobierno federal que no trate de politizar el tema “a ninguno de nosotros esta pandemia cayó como anillo al dedo, para consolidar algún proyecto personal o partidista, queremos simplemente saber que nos toca hacer”.

La carta fue firmada por los gobernadores de Tamaulipas, Jalisco, Nuevo León, Guanajuato, Michoacán, Durango, Coahuila, Chihuahua, Colima y Aguascalientes.