Por: Enrique Jonguitud

Al asumir el cargo de Gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, dijo que a partir de ahora se hablará de un antes y un después en Tamaulipas. “Ya merecemos vivir en paz”.

“Es un auténtico parteaguas en la historia de nuestro Estado, a partir de este día se hablará de un antes y un después en Tamaulipas, la tarea de conseguir la alternancia, no fue fácil tras 86 años, pero fue posible gracias a los vientos de cambio que se formaron en todos los rincones del Estado”.

Al dirigir un mensaje desde la Tribuna del Congreso local, García Cabeza de Vaca dijo: “el cinco de junio la esperanza venció al miedo”.

El gobernador dijo que los funcionarios salientes “son los responsables de la situación crítica que rige Tamaulipas”.

Además afirmó: “responderé con creces y resultados a los compromisos que hice en mi campaña. No nos escudaremos en la federación para evadir la responsabilidad de los problemas, debemos encontrar caminos para traer la paz y la seguridad y corregir la compleja situación financiera del Estado”.

García Cabeza de Vaca también señaló: “la revancha no es la justicia, es rendición de cuentas ante la Ley, la justicia es la reconstrucción de la confianza y no permitir más impunidad en Tamaulipas”.

Criticó el hecho de que la violencia se haya extendido en el Estado: “es responsabilidad de unos cuantos, que en aras de mantenerse en el poder y ganar las elecciones, llegaron al extremo de comprometer nuestra seguridad”, dijo.