Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria.- Abdel Salum Fares, propietario del gimnasio Hard Bodu Gym, recordó que en los siete meses en los que estuvieron cerrados quebraron 20 gimnasios en Victoria, por lo que la próxima reapertura es un respiro para los propietarios y trabajadores, pues de esta manera podrán mantener sus empleos.

Y es que en el último decreto que los mantuvo inactivos por 15 días, los 80 gimnasios que siguen sobreviviendo en Ciudad Victoria perdieron al menos 20 mil pesos.

El también representante del gremio señala que las inscripciones bajaron y la gente ha dejado de ir a ejercitarse y por ello planean aplicar promociones para seguir funcionando; “el gobierno tiene que vernos no como parte del problema, sino como parte de la solución”, refirió.

Salum Fares explicó: “(el inicio de enero) es la temporada alta para nosotros, cuando más gente tenemos en los gimnasios, hablamos de que las pérdidas económicas ascienden hasta los 20 mil pesos”.

“Hablamos de que mínimo en algún gimnasio hay unos 10 trabajadores, afortunadamente ahorita no se han registrado pérdidas de empleos en este segundo cierre”, comentó.

El representante de los gimnasios sostuvo que trabajan con todos los protocolos sanitarios que pide la Secretaría de Salud; de ese modo esperan que no los vuelvan a cerrar.

Salum Fares dijo que la mayoría de los negocios del giro han suspendido el cobro de inscripciones y no ha aumentado las cuotas mensuales, para atraer clientes.

El dueño del Hard Body Gym señaló que sería imposible que los gimnasios funcionen al aire libre, “eso implicaría mover nuestros equipos y meterlos todos los días a la hora de cerrar”.

Salum Fares señaló que confían en que otro decreto gubernamental no les ordene cerrar sus puertas.