Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria.-A pesar de la prolongada sequía –aliviada en las últimas semanas por las lluvias- los productores de Tamaulipas no reportan mortandad de ganado, afirmó Manuel Canales Bermea, diputado local.

En entrevista, el presidente de la Comisión de Desarrollo Rural del Congreso del Estado, dijo que a pesar de la fuerte sequía el ganado no murió de sed ni por falta de alimento, pero sí perdió peso, provocando disminución de utilidades para los productores.

“Es muy raro que un ganado se muera por alguna sequía, el ganado es muy fuerte, pero lo que pasa es que teníamos más de tres años que no llovía para que hubiera aguas en las presas”, sostuvo.

Canales Bermea indicó que los ganaderos se esfuerzan por alimentar al ganado “hacen el esfuerzo de comprar el alimento agostando nopal y cosas de esas cuando hay sequía, entonces en el ganado es difícil que vaya a haber una mortandad, pero lo que pasa en las sequías es que baja demasiado de peso”.

El diputado de Nuevo Laredo agregó “y por obvias razones se baja el precio del mercado y bueno pues ya no tiene el mismo valor y pues tienes que empezar a vender porque tienes que generar algo y lo malbaratas”.

El legislador concluyó “ya empezó a llover ya estamos muy bien porque nos cayeron muchas pulgadas de agua en las últimas semanas”.