Por Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria, Tamaulipas.- El vicepresidente de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), Mario Palma Rojo informó de la realización de una encuesta que rompe esquemas desde el punto de vista del hogar, porque se propuso indagar a detalle la desintegración familiar pero desde la perspectiva de los jóvenes.

Todo ello, dijo, en el contexto de un trabajo realizado en los meses de octubre y noviembre del 2014 en 47 ciudades del país, con Victoria y Nuevo Laredo como los únicos municipios de Tamaulipas que se incluyeron en el estudio.

Palma Rojo estuvo en la capital de Tamaulipas para encabezar la presentación de los resultados de la encuesta, que revelan datos que servirían de base para diseñar políticas públicas eficientes.

“Hemos buscado investigar los temas y hacerlo de tal manera que sean útiles para el diseño de políticas públicas; su aplicación en la realidad es lo más importante de la información estadística, y ese es el principal objetivo”, dijo.

De esa manera, el INEGI se dio a la tarea de preguntar a los jóvenes cómo es y cómo se desenvuelve su entorno familiar, desde si viven con sus dos padres hasta cómo se llevan con su mama, con su papá, con sus hermanos. Incluso hasta si se empujan o se golpean entre ellos.

La encuesta también se extendió al entorno social inmediato de los jóvenes (amigos y vecinos), para medir su grado de vulnerabilidad.

Para ir develando el entorno familiar de los jóvenes de entre 12 y 29 años de Ciudad Victoria, se les aplicó la Encuesta de Cohesión Social para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia (ECOPRED).

El estudio entrega a detalle la información, presentando los porcentajes a nivel nacional y desglosándolos al dar a conocer los porcentajes en cada una de las 47 ciudades en las que se hicieron las encuestas.

POCAS HORAS DE CONVIVENCIA ENTRE PADRES E HIJOS

El ECOPRED revela que el 64 por ciento de los jóvenes de 12 a 29 años aún vive con ambos padres, el 23 por ciento vive sólo con su madre, el 3 por ciento únicamente con su padre y el 10 por ciento con familiares.

Pero se buscó saber cuál es la cantidad de tiempo de convivencia entre esos jóvenes y sus padres, entendiendo ese dato como un indicador que reflejan las relaciones intrafamiliares. Así se encontró que de lunes a viernes los hijos conviven con sus padres un promedio máximo de seis horas y media, y un mínimo de apenas cuatro horas y media.

En una presentación para medios de comunicación Palma Rojo cedió la palabra a Adrián Franco, director general de las áreas de Gobierno, Seguridad e Impartición de Justicia del INEGI, quien explicó que la encuesta se hizo de manera conjunta con la Secretaría de Gobernación (Segob).

En el evento, Franco fue detallando los pormenores de la información correspondientes a Tamaulipas.

LA MITAD DE LOS JÓVENES DE TAMAULIPAS CON CONFLICTOS EN EL HOGAR

El muestreo arrojó que el 51.1 por ciento de los jóvenes de Nuevo Laredo dijo tener situaciones de conflicto o peleas entre miembros del hogar, y en Victoria el porcentaje fue del 47.8 por ciento.

Esta dinámica de situaciones incluye que entre los miembros de una familia no se hablen, se critiquen mutuamente, se griten o insulten, se empujen o incluso terminen a los golpes.

En cuanto a los jóvenes tamaulipecos que han experimentado violencia física o psicológica de parte de sus padres, en Nuevo Laredo el porcentaje fue de 13.8 por ciento y en Victoria del 11.5 por ciento.

64 POR CIENTO DE LOS JOVENES HA ENFRENTADO SITUACIONES DE RIESGO

Al indagar sobre el número de jóvenes que enfrentó durante 2014 factores de riesgo asociados al consumo de alcohol, drogas, portación de armas, pertenencia a una pandilla violenta, o involucrarse en actos delictivos, la cifra fue similar en Nuevo Laredo y Ciudad Victoria: el 64.5 por ciento.

Ahondado en el tema, se definió que el consumo de drogas ilegales en jóvenes fue del 4.6 por ciento en Victoria y del 7 por ciento en Nuevo Laredo.

Al preguntarle a los encuestados sobre la percepción de la seguridad en su ciudad, los resultados arrojaron que el 63.3 por ciento de los victorenses se sienten inseguros, contra el 67.1 por ciento de los nuevolaredenses, rango muy por arriba de la media nacional, que se ubica en un 47 por ciento.

Pero además, en un indicador a nivel nacional, se encontró que nueve de cada 10 jóvenes no confían en las corporaciones policiacas, al considerar que los elementos de seguridad son corruptos, que tienen relación con la delincuencia, que no les interesa la seguridad, que hacen detenciones arbitrarias y que extorsionan.

ESTADÍSTICAS: HERRAMIENTA DE ANÁLISIS

El documento presentado por el INEGI, en el cual se pueden consultar los resultados completos del ECOPRED, incluyendo la información detallada de cada uno de los 47 municipios donde se aplicó, ha sido puesto disponible en el sitio web de la dependencia en la dirección electrónica: http://www3.inegi.org.mx/sistemas/saladeprensa/noticia.aspx?id=1966

“La ECOPRED es la primera encuesta en su tipo a nivel e internacional que ofrece estimaciones a escala nacional sobre dichos factores de riesgo que enfrentan -especialmente los jóvenes de 12 a 29 años en sus contextos individual, familiar, escolar, laboral y comunitario-, entre los que se encuentran: acoso escolar, maltrato físico, robo con o sin violencia, amenazas, extorsión, acoso por las características personales del joven y violencia sexual”, estimó Mario Palma Rojo, vicepresidente de la Junta de Gobierno del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

Al finalizar la presentación, el funcionario del INEGI aclaró que la ECOPRED será un insumo indispensable para fortalecer la toma decisiones y la formulación de políticas públicas basadas en evidencia, y será de utilidad para todos aquellos involucrados en el estudio y la implementación de acciones de prevención social de la violencia y la delincuencia.

f5-4