Por: Enrique Jonguitud

El alcalde panista de Padilla, Eduardo Alvarado García, anunció hoy que acudirá a la Procuraduría General del Estado, para denunciar a su antecesor el priista Francisco Reyes Díaz, por presuntas irregularidades entre las que están, haber ejercido un millón de pesos sólo en el último día de la administración.

Alvarado García acudió al Palacio de Gobierno para sostener una audiencia con el Secretario General de Gobierno, en busca de ayuda, debido a que además le dejaron un boquete económico calculado en 9 millones de pesos, incluyendo un parque vehicular en ruinas “una motoconformadora es todo el parque vehicular del municipio”.

Calificó de irregular el manejo financiero del ahora ex alcalde: “por ejemplo en las partidas de Fortamun y Fismun estas llegan cada mes el día 30, y entonces no había margen del ex alcalde para ejercer ese presupuesto ya que nos entregaron el día primero, pero pues resulta que no encontramos esas partidas, porque prácticamente ejercieron en un día cerca de un millón de pesos”.

El edil blanquiazul, que ya había sido alcalde de Padilla en el trienio 2011-2013, dijo que aunque ni se trata de cacería de brujas, el asunto tiene que ver con la legalidad y con la transparencia y aparte con el respeto a la ciudadanía.

“Si le sumamos lo que es el parque vehicular destrozado, lo que necesito comprar en vehículos, lo que necesitamos resarcir en maquinaria, las deudas de luz, los laudos laborales y el dinero que no aparece, estamos hablando en Padilla de un faltante de al menos 8 o 9 millones de pesos”, estimó.

Dijo sin embargo, que denunciará el caso: “yo asumo mi responsabilidad y asumo mi papel como alcalde y como representante social, y siento la obligación de perseguir donde está el origen del mal, y aparte el destino de esos recursos para que se pague ante la justicia, voy a denunciar y no me voy a convertir en cómplice”, finalizó.