Por: Eduardo Castillo Mtz.

Aunque esporádicamente se han presentado lluvias en la región, estas no han servido aún para paliar la condición de riesgo de las cosechas en el centro del Estado, aseguró el presidente interino de la Liga de Comunidades Agrarias, Jaime Garza Pérez.

Entrevistado a las 9:40 horas de hoy en la sede del organismo, dijo que esta problemática podría afectar el ciclo de siembra otoño invierno de este año, provocando con ello un serio desabasto de productos como maíz, sorgo y cártamo.

Señaló que de no presentarse buenas precipitaciones pluviales en las próximas semanas, al menos 540 mil hectáreas de siembra estarían en riesgo de perderse o en el mejor de los escenarios descender drásticamente en la producción.

Sostuvo que esta situación pondría en riesgo la estabilidad de 20 mil familias en Tamaulipas, sobre todo de los municipios más pobres del estado, dónde las tierras son de temporal.

Asentó que los más perjudicados con este problema, siempre son los campesinos que tienen menos de 10 hectáreas, en las que siembran de maíz y frijol; puntualizó que ante ello, es necesario que la federación emita la declaratoria de desastre, para que empiecen a aterrizar los recursos y salvar a miles de familias de la ruina.