Ciudad Victoria.- Además de las bajas ventas arrastradas desde que empezó la pandemia, el comercio organizado se enfrenta a la escasez en el servicio de agua, lo que ha obligado a realizar inversiones en equipo de almacenaje y bombeo, afirmó el presidente de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de Victoria, Eduardo Salman Orozco.

Aseguró que fue un gasto extra para tener agua y poder tener sus negocios funcionando en un intento por mantener los empleos y estimular el flujo de circulante en la capital del Estado.

Señaló que los comerciantes han padecido la falta de agua en varios sectores de la ciudad, sobre todo en el primer cuadro de la ciudad, por lo que optaron por realizar una inversión extra a pesar de la crisis económica.

“La falta de agua es un tema que se ha estado teniendo desde hace un tiempo, no es que sea ahorita un problema nuevo que suceda, pero sí tenemos comercios que han estado teniendo falta de agua actualmente”, refirió.

Salman Orozco dijo que para contar con agua suficiente, los comerciantes “han tenido que hacer una inversión para tener almacenamiento de agua, lo que en su momento incrementó los gastos de operación”.

Expuso que no fue barato hacerse de equipo porque “era un gasto que antes no tenían y tuvieron que invertir en eso y pues eso hace la diferencia”.

El presidente de la Canaco de Victoria dijo que los problemas de falta de agua restan competitividad al comercio y a la industria local porque inhibe la llegada de inversiones foráneas a la capital tamaulipeca.