Ciudad Victoria, Tamaulipas.- A dos años de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, Tamaulipas sigue esperando las promesas que en campaña, hiciera el ahora mandatario, sostuvo el Presidente del PAN en Tamaulipas, José Alberto López Fonseca.

Expuso que la población tamaulipeca no se ha recuperado del flagelo de la inseguridad que asola a los municipios, y por el contrario, los secuestros y la violencia en las calles, han mantenido a la entidad en los primeros lugares a nivel nacional.

Argumentó que las mismas autoridades del Departamento de Estado de los Estados Unidos, han alertado para que sus ciudadanos no visiten a Tamaulipas y otras entidades de México, por el temor a ser secuestrados, porque el gobierno mexicano no ofrece garantías para nadie.

“Con todo lo que está pasando en el país, podemos decir que no hay gobierno, porque el crimen delinque a cualquier hora del día o de la noche, sin que las autoridades puedan evitarlo, y los ciudadanos han sugerido incluso, acogerse a los toques de queda voluntarios, como ocurrió en el municipio de Reynosa”, señaló el dirigente.

López Fonseca, manifestó que respecto a las promesas que hizo Peña Nieto, para la capital del estado, los ciudadanos siguen esperando la construcción de la segunda línea del acueducto “Guadalupe Victoria”, que resolvería los problemas de escasez de agua potable, porque el actual sistema de conducción ya es insuficiente.

“Esa obra, de la segunda línea del Acueducto “Guadalupe Victoria” fue una promesa de Enrique Peña Nieto y hasta ahora no los victorenses siguen esperando que cumpla su palabra, porque la ciudad requiere con urgencia de una nueva línea de conducción de agua potable”, subrayó el dirigente.

El líder del PAN en Tamaulipas, refirió que en este segundo informe de gobierno de Enrique Peña Nieto, no hay avances, y se percibe una descomposición social, derivada de la inseguridad y de la incapacidad del gobierno federal, para estar a la altura de las exigencias del pueblo mexicano.

ejb