Ciudad Victoria.- Los hospitales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se encuentran rebasados en su capacidad de atender a sus afiliados y esta situación no es reciente, denunció Leopoldo Gámez de León, presidente de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT) en Tamaulipas.

El dirigente expuso que los trabajadores que pagan sus aportaciones al IMSS optan por pagar servicios médicos particulares y costear los medicamentos.

“Porque los compañeros al no recibir la atención adecuada en el Seguro Social tienen que desembolsar dinero para atenderse de manera particular”, dijo.

Gámez de León agregó: «el problema lo hemos tenido desde hace años, pero en los últimos meses ha sido mayor y la realidad es que ya nadie confía en el IMSS”.