Ciudad Victoria.-Las empresas y negocios de Tamaulipas no podrán exigir Carta de Antecedentes No Penales a quienes soliciten trabajo, luego de que la Comisión Permanente del Congreso del Estado aprobó que ese acto resulta ser discriminatorio.

La iniciativa, cuyo dictamen fue avalado, tendrá que someterse a la aprobación del pleno legislativo, que planea convocar a una sesión extraordinaria antes de que termine agosto.

La propuesta fue de la diputada Patricia Pimentel, del Partido Movimiento Ciudadano, y con ello busca que las personas que hayan estado en prisión tengan mayores oportunidades laborales.

En la sesión de la Permanente, la diputada panista Martha Palacios Corral señaló que “es un documento que se solicita como parte de los requisitos para aspirar un puesto, es una práctica común y casi generalizada que los contratantes exigen”.

Añadió “la negativa a presentarla provoca que les nieguen el acceso a la empresa, y consideró que esta práctica es violatoria de los derechos humanos y totalmente discriminatoria”.

Señaló que pedir la Carta de Antecedentes No Penales contradice el objetivo de lograr la reinserción social de quienes salgan de prisión “segregando a las personas que han cumplido penas, castigándolos no solo desde el ámbito de la justicia penal, sino también desde la esfera de lo social a través del estigma”.

Palacios Corral afirmó que sin embargo, la Carta podrá seguir solicitando a quienes deseen ocupar un cargo de carácter público, debido a que se tiene que garantizar que los funcionarios sí cumplen con ese requisito.

La propuesta fue aprobada por unanimidad por los diputados de la Comisión Permanente y ahora quedará en manos del pleno del Congreso para que la medida sea aprobada.