Por: Andrés A. Ramírez Acosta

Al menos cuatro tiendas comerciales de la cadena local GranD, se vieron afectadas con el cierre temporal de sus puertas, esto en protesta  por parte de los trabajadores quienes reclamaron la falta del pago de sus utilidades.

Alrededor de las ocho de la mañana en las diversas sucursales, los inconformes se instalaron a las afueras de las tiendas portando mantas en las que pedían se les cumpliera con este beneficio laboral, ya que según manifestaron, la empresa les había informado que no habría utilidades porque argumentaron estos recursos “se habían invertido”.

A sí mismo, mencionaron que en una de las sucursales el propio Jorge Charur, director y dueño de las tiendas, acudió ante ellos para tratar de amedrentarlos y desistieran de sus exigencias, amenazándoles de que si no abrían les enviarían a la autoridad.

«No es posible que no hubo utilidades… hace poco salió en el periódico que era la tienda que más vendía aquí en Victoria… ahora no nos pueden salir con que no hubo nada de utilidades», expresó un inconforme que se negó a proporcionar su identidad por temor a represalias.

Otros entrevistados mencionaron que fue en la sucursal Gran D Hombres Ilustres, a donde el director de la cadena comercial acudió para tratar de dialogar, aunque finalmente sólo acudió a reiterarles que no  se repartirán las utilidades porque “todo se había invertido en la construcción de nuevas sucursales y la remodelación de otras”.

Finalmente pasadas las 8:30 de la mañana las tiendas fueron abiertas al público, siendo atendidas únicamente por los empleados de confianza y los de contrato.