Por: Enrique Jonguitud

Denunciar el acoso sexual ante las autoridades judiciales resulta difícil, porque es complicado aportar pruebas que demuestren el delito, dijo la regidora Alejandra Magnolia López Sevilla.

La edil comisionada de Equidad de Género en el Cabildo, señaló que las mujeres solas, que sostienen una familia y que tienen que trabajar, son las más presionadas en los centros laborales donde son acosadas.

Pero dijo que aún al enfrentar el problema, es difícil que acudan a las autoridades, “Cómo cuando van a un Ministerio Público a denunciar y les dan un licenciado de oficio, en ocasiones me tocó una mujer que le habían asignado un abogado de oficio y lamentablemente el ex esposo compró al abogado y entonces ya no la defendió como debía ser y casi le quitaban su hijo”.

Señaló que este tipo de situaciones es altamente estresante para las mujeres porque además denunciar acoso representa una inversión de tiempo y dinero.

“Se dan situaciones de ese tipo que a la mujer la estresan más, sobre todo a quien no tiene la cuestión económica, y lo padece porque ven a la mujer necesitada de un trabajo y abusan, y se ven muy presionadas porque están solas y con la responsabilidad de mantener a una familia”, puntualizó.