Por: Enrique Jonguitud

Ciudad Victoria, Tamps.- El Obispo de Matamoros Eugenio Andrés Lira Rugarcía, resaltó el esfuerzo que realiza la Iglesia Católica para atender el problema migratorio y fue claro al señalar que “el no tener papeles no quita la dignidad humana”.

Lira Rugarcía, quien encabeza la Diócesis de Matamoros, con alrededor de un millón de feligreses, refirió que la iglesia ha estado a la altura del reto migratorio.

“La iglesia ha respondido de muchas maneras a los retos que la migración plantea, tanto en México como en Estados Unidos también, la iglesia ha hecho una gran labor”.

El prelado católico también dijo: “tenemos por ejemplo casas de migrantes, albergues, comedores, es decir tratamos de orientar un servicio integral, asesoría jurídica, además de atención psicológica y espiritual”.

Lira Rugarcía expuso que se han firmado convenios con instituciones para la atención de salud de los migrantes: “ahora no sabemos qué va a suceder pero estamos a la expectativa, tratando de ampliar los servicios en la medida de nuestras posibilidades y ahí es donde el reto es muy grande, no nada más para la iglesia, sino también para el estado y para la sociedad en general”.

El Obispo indicó que es necesario crear aquellas condiciones necesarias para poder atender a un flujo extraordinario de migrantes y repatriados.

El mitrado también señaló que de parte de la Iglesia Católica no se planea abrir nuevas casas, pero sí ampliar el servicio que se está brindando.

Recordó que los recursos provienen de las donaciones de los fieles católicos, destacando que “tenemos más de un millón de feligreses católicos en la Diócesis de Matamoros, lo que supera entre el 75 y 78 por ciento de la población total en la zona”.