Mediante un comunicado dado a conocer luego de una rueda de prensa, la Secretaria General del PRI Tamaulipas Mayra Ojeda denuncia al Diputado Edgardo Melhem por diversos motivos. En el documento lo señala por falsificación de su firma, omisiones que han expuesto su seguridad, violencia política de genero y otras irregularidades.

La afectada ha optado por hacer la denuncia correspondiente ante el Instituto Nacional Electoral y el Ietam, donde solicita la adopción de las medidas cautelares necesarias a efecto de hacer cesar la conducta denunciada.

La fórmula en la dirigencia de Edgardo Melhem pide que de acuerdo a la ley deje el cargo de la Presidencia del Partido, mientras tanto se resuelve el procedimiento y que se aperciba con una multa al diputado en caso de reincidencia, además de que se gire un oficio al Congreso de Tamaulipas a fin de informar la presente denuncia de hechos y hacer de conocimiento en la próxima sesión en la respectiva orden del día y se turnen a las autoridades competentes en materia de responsabilidades administrativas para que en su caso apliquen las sanciones que correspondan que pudieran ser inclusive la inhabilitación de la diputación local que hoy ostenta.

Este Miércoles acudió a Ciudad Victoria para presentar la querella ante la Unidad Técnica de lo contencioso Electoral de la Secretaría Ejecutiva del INE y ante el Ietam con todas las pruebas documentales necesarias que respaldan las acusaciones antes señaladas.

La secretaria general del PRI, en esta denuncia establece el temor que tiene de que su firma sea utilizada para cometer alguna irregularidad o ilícito, pues ha detectado que documentos en donde ha sido falsificada.

“Tengo conocimiento en virtud de haberme percatado por fotografías en redes sociales, han utilizado y estampado mi firma en documentos diversos como nombramientos y convocatorias sin mi autorización, inclusive a falsificarla. Desconozco si la sigan usando para otros fines, situación que pudiera resultar constitutivo de alguna acción u omisión que la ley señale como delito, situación que resulta sobremanera grave”.

En el documento también establece qué “La madrugada del 19 de Abril del año en curso, fui víctima de una persecución vehicular en Ciudad Madero, situación que informe al presidente del C.D.E. PRI Tamaulipas ya que tenía miedo fuera una situación política mas que un hecho aislado de inseguridad, para lo cual le expresé mi deseo de contar con el apoyo de mi Partido para hacer de conocimiento los hechos a la autoridad electoral y solicitar seguridad ya que tenía miedo, a lo cual el presidente me refirió tajantemente que no lo iba a permitir, situación que me pareció totalmente fuera de lugar y egoísta de su parte, sintiéndome obligada a callar dicha situación y desistir de mi pretensión de defenderme”.

En los hechos más recientes son los ocurridos e iniciados durante el proceso electoral pasado mismos que siguen manifestándose a la fecha por parte del Delegado con funciones de Presidente del Comité Municipal de Ciudad Madero el C. Gustavo González Balderas, el cual con sus comportamientos y comentarios misóginos hacia la suscrita y de otras compañeras militantes, refiriéndose que la mujer solo sirve para estar en la casa y actividades propias reproductivas.

“Tanto yo como las compañeras hemos sido violentadas al no tener un espacio para hacer política libre de violencia al interior de nuestro propio instituto político, mismo que desde que iniciaron hice de conocimiento al Presidente Estatal el Diputado Edgardo Melhem Salinas, mismo que hasta el momento ha sido omiso en tomar acciones para atender y erradicar este tipo de actos”.

A esto se le suman otras irregularidades que se mencionan en la denuncia y que se comprobaran en el momento procesal oportuno, ya que han causado una afectación de imposible reparación a la suscrita, toda vez que dichas acciones y/u omisiones han sido de manera reincidente y de manera continuada a lo largo de los meses, vulnerando sus derechos políticos electorales y afectando en gran medida el buen desempeño de su cargo.

La también abogada, Mayra Ojeda, acentuó que no se permitirá que vulneren el lugar que hoy en día ocupan las mujeres en la toma de decisiones políticas tanto en el servicio público como al interior de los Partidos Políticos, contraviniendo en todo momento lo estipulado en el “Protocolo para la Atención de la Violencia Política contra las mujeres en razón de género” en su apartado “Manifestaciones de la Violencia Política” y los estatutos del Partido Revolucionario Institucional.