Ciudad Victoria.-El Covid es una señal para la humanidad, afirmó hoy en la capital de Tamaulipas Franco Coppola, Nuncio Apostólico y embajador del Vaticano en México.

En conferencia de prensa ofrecida en la catedral del Sagrado Corazón de Ciudad Victoria,  declaró “el Covid no es un castigo divino, claro que es una tragedia porque en el mundo se han pasado de más de 4 millones de muertos”.

Coppola también señaló “¿pero qué nos enseña esto? no es el castigo de Dios porque el señor no castiga ni quiero esto”.

El representante del Papa Francisco señaló “es una señal seguramente: vivimos en un mundo que  nos da la ilusión que podemos controlarlo todo,  y no es la realidad es una ilusión, porque somos  débiles ante un pequeño ser que es el Coronavirus”.

El embajador del Vaticano sostuvo que el Covid-19 fue capaz de obligar a la gente a detener sus actividades  “esa la ilusión de que tenemos todo bajo control y nos hace soberbios y nos hace perder la virtud de la humildad”.

El Nuncio indicó que a pesar de lo que ha sucedido con la pandemia “todavía hay gente que se obstina a decir que es un invento, que es algo que no existe. Hay gente que no se rinde a la realidad y prefiere estar en sus ideas, o en sus imaginaciones”.