Ciudad Victoria.- Los comerciantes ambulantes que venden alimentos en el centro de Ciudad Victoria no se confían ante el Covid y aplican todas las medidas sanitarias ante la nueva ola de contagios del Covid-19.

El líder de la Unión de Comerciantes de puestos fijos y semifijos, Paulino Cortés dijo que tampoco se quieren arriesgar a que los clausuren, porque están necesitados de obtener ingresos.

Señaló que los vendedores de comida toman todas las precauciones ante el temor de que se siga propagando el Coronavirus, por lo que siguen las disposiciones que marca la Comisión Estatal de Protección Contra Riesgos Sanitarios.

“Y es falso que empleados de Coepris estén acosando a propietarios de algunas taquerías o puestos de comidas ya que se está trabajando en colaboración con la dependencia”, estableció.

Cortés afirmó que en el día son alrededor de unos 50 o 60 puestos de gorditas y tacos, mientras que en la noche son pocos los comerciantes que laboran en el centro de la capital tamaulipeca.

“No queremos volver a pasar por un cierre, mejor repartimos cubrebocas y regalamos gel, ya que no podemos dejar de trabajar”, apuntó.